Els Molins de Barberà.

Molí d’en Santo

La cuenca del río Ripoll ha tenido una gran importancia para la sociedad y economía de la zona desde antaño. Partiendo la vecina ciudad de Sabadell hasta Montcada, y como es lógico, en el término de Barberà hubieron molinos de diversos tipos.

Se sabe por documentos que en año 988 funcionaba uno, sumándose uno segundo sobre el año 1000, y eran conocidos como los del Canyet (Canyadell), estos no son otros que el Molí d’en Santo y el Molí d’en Dou.

La función inicial de estos molinos era para la producción harinera, en ellos se molía el grano, también se sabe que tenían una segunda labor, que estaba vinculada con el textil (lavado, teñido…)

Onofre Argemir en el año 1660 tenía en funcionamiento un molino para papel llamado Farga d’en Ribes, quien lo alquiló a Andreu Sibelli, industrial papelero de Marsella.

Este molino disponía de un riego de agua, una rueda, cinco pilas y quince mazas. El papel que fabricaban era blanco y estampado.

En el año 1664 el molino fue nuevamente alquilado, esta vez a Josep Tixaire y Bartomeu Arnaud de origen Francés.

Cinco años más tarde pasó a manos (por alquiler) de salvador Juvinyà de Sant Joan les Fonts.

En el año 1677 María Ángela (viuda de Argemir) lo alquiló a Ramón Roqueta. El molino suministraba papel a la imprenta Rafael Figueró (Barcelona), quien fue el mayor impresor de obras en catalán del siglo XVII y a su vez era impresor real del Archiduque Carlos de Austria.

Llegado el año 1700 Francesc Argemir (hijo de Onofre), se lo alquila a Jaume Arderius, carpintero de Sabadell.

Los molinos de producción de papel fueron:

  • El Molí d’en Gall (anteriormente  d’en Torres).
  • El Molí d’en Santo (anteriormente d’en Ribes).

Datado del siglo XI, aparece en los pergaminos junto con el molino de Dou como molinos de Canyadell. Fue el primer molino papelero de Barberà suministrando al impresor real del archiduque Carlos de Austria, también fue molino harinero, de pólvora así como fábrica de cartón gris y de textil. Dejó de funcionar en 1927.

  • El Molí d’en Dou.
  • El Molí Vermell(anteriormente d’Albareda).

Dedicó la mayor parte de su vida activa a la fabricación de papel: las rengleras de ventanas que caracterizan este edificio servían para el secado del papel. Era el más grande de Barberà y también se dedicó a la fabricación de algodón y lana.

  • El Molí d’en Planes.

Construido en el siglo XVI, es el único de todos los molinos de Barberà dedicado únicamente a la producción de harina.

Se sabe que en estos molinos” se hacía papel de estraza, estraceta, papel de escribir corriente y de estampa, papel de barba y filigrana y todo ello con marca de agua que acreditaba el fabricante y la calidad del artículo”.

En el año 1950 en Barberà aún existían cinco molinos de cartón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s