La iglesia nueva.

Iniciada su construcción en el año 1950 se inauguró un año después en lo que sería el futuro ensanche de Barberà. Esta sería paralelamente continuadora en el culto religioso a la Iglesia de Santa María de Barberà (popularmente conocida como La Románica). Anteriormente a esta parroquia, en la calle Sant Pere se había habilitado una pequeña capilla (en una casa) para la gente del casco antiguo, evitando así el tener que desplazarse hasta la del margen del Ripoll tan sólo para eventos concretos.

Construida en un lejano estilo neo-renacentista, su exterior combina mahones vistos y tramos de pared lisa, tiene una fachada de líneas clásicas encabezada por un pórtico triangular. Años más tarde se construiría el campanario alzándose en su parte lateral izquierda en forma de torre cuadrada. Anexo a esta, se encuentra la casa de la parroquia. Esta nueva iglesia suplió como lugar de culto y de celebraciones católicas a la Románica y parte de su construcción fue por medio de donativos y jornadas voluntarias de peonaje por parte de la población.


Aunque en la actualidad es conocida como la Iglesia de Santa María, este nombre siempre fue el de La Románica, pues cabe destacar que el sobrenombre de la existente en la vía Sant Oleguer se refiere a un estilo arquitectónico y no a una devoción. Esta nueva iglesia parroquial fue dedicada a la Mare de Déu de l’Assumpció e inicialmente era conocida por este apelativo.

 

Dirección:

Avda. Generalitat, 79
08210 Barberá del Vallés, Barcelona