Los bombardeos aéreos en el Vallès.

Dos años después de iniciarse la Guerra Civil Española se produjeron varios hechos en el Vallès de gran trascendencia. En Catalunya el número de victimas ocasionadas por los bombardeos aéreos ascendieron a unas 5000, de estas, mas de la mitad fallecieron en Barcelona ciudad. Un total de 137 poblaciones fueron hostigadas desde el cielo, y algunas varias veces sin un motivo aparente. El Vallès Oriental fue duramente castigado, sesgándose la vida de 309 personas y siendo curiosamente, al final de la Guerra cuando recibió el mayor número de bombardeos. La aviación española de la época era escasa y poco desarrollada y es aquí dónde jugó un papel crucial la ayuda desde el bando fascista extranjero, Alemania e Itália. Los ataques aéreos sobre el Vallès (y practicamente sobre toda Catalunya) fue obra de las fuerzas de Hitler y Mussolini, la Aviación Legionaria Italiana fue quien mas efectivos envió con un total de 764 unidades, en su mayoría el modelo Savoia-Marchetti S-81 y S-79 Sparviero, una aeronave trimotor con una capacidad de carga (bombas) de 2tn y una velocidad max.de 340 km/h.

Savoia SM-79 -Sparviero

Savoia SM-79 -Sparviero

La cercanía de la base italiana, que estaba en la isla de Mallorca (a una media hora de la costa catalana) explica que la mayoría de los ataques viniesen por medio de estos.

Alemania por su parte envió a la Legión Cóndor, con 277 unidades Heinkel H-11, con una capacidad de carga de 1.5tn disponiendo de tres ametralladoras y con una velocidad de 430 km/h

A inicios de Enero de 1938 la ciudad de Barcelona fue bombardeada durante 8 días dejando 600 muertos a consecuencia de ello. Paralelamente, el 8 de Enero de 1938 le tocó a Mollet, convirtiéndose en la primera ciudad golpeada por la aviación en el Vallès. Sobre las 17:30 de la tarde 4 aviones alejándose de su paso por Barcelona dejaron caer una bomba sobre la población.

Quatre Cantons. Cal Martisella, momentos posteriores a la caída del proyectil. Fuente: Centre d'Estudis Molletans

Quatre Cantons. Cal Martisella, momentos posteriores a la caída del proyectil.
Fuente: Centre d’Estudis Molletans

El 31 de mayo de 1938 a las 9’05 de la mañana 5 Savoia S-79 salieron del aeropuerto de Son Sant Joan (Mallorca) con dirección a Granollers, esta fue duramente bombardeada durante algo más de un minuto, en ese corto espacio de tiempo cayeron sobre la población 60 bombas y unos 750 krs de metralla (40 de 100 kg, 10 de 20 Kg y 10 de 15Kg) lanzadas desde 4000-5000 metros. Todos estos proyectiles dieron de pleno centro urbano afectando a unos 80 edificios, entre ellos los emblemáticos Fonda Europa, la Porxada (s.XIV), el Hospital de Granollers o la escuela Lluis Castellà.
En todo este operativo fallecieron -como poco- 224 personas y hubieron 165 heridos sobre una población que no llegaba a 14.000. Por lo visto, el objetivo principal del ataque aéreo eran: la Central Eléctrica, las dos estaciones de ferrocarril, una escuela de fuerzas blindadas y una pequeña industria de guerra, pero erraron en ello y así quedó escrito en el diario de vuelo de la escuadrilla:

“Resultados obtenidos: Las bombas han fallado su trayectoria”.

La Porxada (Granollers) Fuente:www.granollers.cat/

La Porxada (Granollers)
Fuente: http://www.granollers.cat

En Enero de 1939 nuevamente el Vallès vuelve a ser atacado desde el aire, ese año la primera población en sufrir su efecto fue Les Franqueses -el día 23 de Enero- falleciendo 3 personas. Entre los días 23, 24 y 25 Granollers es golpeada por el aire, a diferencia del año anterior los ataques no son tan devastadores pero aún así dejan 36 victimas. El mismo día 25 sobre las 4 de la tarde caen proyectiles sobre Mollet, una formación de 5 Savoia-79 procedentes del aeródromo de Valenzuela (Zaragoza) sobrevuela la población con la pretensión de bombardear las carreteras y vía férrea, desde una altura de 4000m lanzaron 60 bombas de 50 kg/u en un perímetro desde el carrer Berenguer III y la riera Seca hasta Parets. Dos horas antes atacaron Cardedeu, dónde se repetiría el fuego aéreo al día siguiente 26 y falleciendo 8 personas. El día 29 la estación de La Garriga es devastada por 10 aviones con una carga de 120 bombas y dejando 120 victimas. Ese mismo día devastan otra estación, la de Sant Celoni. En Montmeló cae un sólo proyectil sobre una fábrica, presumiéndose que, tras el bombardeo de Mollet se quedaría mediante un fallo mecánico en el avión y a su paso por la población cedería esta.

A diferencia con el Vallès Oriental, en el Occidental fue muy distinta la acción aérea sobre sus poblaciones. Aunque pueda parecer curioso, Sabadell y su aeropuerto (en manos del ejercito de la república en aquellos momentos) no fue un objetivo salvo en escasas ocasiones.

Línea de montaje final del “Chato”.

A finales de 1936 e iniciada la guerra, la empresa textil sabadellense Baygual i Llonch fue confiscada y reconvertida en talleres para la Aviació Naval de la SAF 3-16, dónde se inició la fabricación de los aviones Polikarpov I-15 -apodados “Chato”- de origen soviético. A su vez, se construyeron hasta una decena de refugios antiaéreos repartidos por la ciudad al ser un lugar industrial y militarmente estratégico. Uno de los más grandes e importantes fue el refugio y polvorín del mismo aeropuerto (existente en la actualidad), construido entre el mes d’octubre de 1936 y mayo de 1937 es una galería subterránea en forma “U” con dos accesos -dos puertas blindadas. Ocupa una superficie de 240 m/2 y está excavado a 14 m de profundidad sobre la superficie del campo de aviación. Este era utilizado por las FARE (Forces Aèries Republicanes).

Refugio nº 10. Aero Club Sabadell

El primer embiste aéreo en Sabadell ocurrió el 13 de Marzo de 1937, precisamente, entre el aeropuerto y tierras de Barberà. El segundo bombardeo llegaría el día 25 sobre Can Puigcener y el carrer Ribot i Serra, justo un cuarto de hora después de que una escuadrilla aérea dejara su rastro por Terrassa, físicamente en la carretera de Castellar. La ciudad de Terrassa el día anterior ya había sido castigada por un total de 25 aviones en la zona de la carretera  de Olesa.

En Barberà, uno de los vuelos de la aviación proveniente de Mallorca en sus visitas al aeropuerto de Sabadell y cercanías (se supone como vuelos de reconocimiento), hicieron caer bombas por tres veces en el termino de la población.

La primera fue en la era de de Can Magí, el artefacto no explotó quedándose encastado en la tierra. Una segunda cerca de Ca n’Amiguet y una tercera en el forn d’obra Vermell (Bermell), situado junto a la Carretera Nacional 150.

También, como ya se ha referido en las acciones sobre Sabadell, el 13 de marzo de 1937 en la Creu de Barberà que esos tiempos era  un barrio de Barberà del Vallès.

Fuentes:

-Barbera del Vallès (Historia d’un poble antic)-A. Palau
-Del Molí a l’Ordinador (VVAA)
-www.leandroaviacion.blogspot.com.es
-www.aerospaceengines.blogspot.com.es
-www.elpuntavui.cat
-www.ca.wikipedia.org
-www.sabadell.cat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s