Los Hospitalarios y el Temple

La Orden religiosa y militar llamada del Hospital de San Juan de Jerusalén, conocida también como Sanjuanistas. Fue fundada en Francia en 1048 con el objeto de cuidar de los peregrinos que iban a Tierra Santa, para visitar los Santos Lugares.

Se extendieron rápidamente y en Barberà se establecieron alrededor del 1100 en la Torre d’En Mateu, esta pasó a su poder con las tierras que pertenecían a la casa. La convirtieron en una explotación agropecuaria para abastecer las casas-hospitales principalmente de Barcelona. A menudo compraron también la producción de otras casas, como la del Castell de Santa Coloma, que le suministraba productos de la tierra y de los rebaños.

Torre d’en Mateu

Cesiones al Temple

Por lo que respecta a Barbera, no se ha encontrado casa templaria pero si hubo protectores y generosos que les hicieron cesiones. Guillem Berenguer de Fonollar, Ermengarda y su hermano Ramón Bermon hacen una donación en 1143 a la Milicia del Temple sobre el derecho que tenían de la parroquia de Santa María de Barbera.(Líber V CoHationum, folio 51. Archivo Catedral de Barcelona). Bernat Guillem de Santa Coloma, en su Testamento fechado el 2 de junio de 1138, dice: «Primeramente concedo a los Caballeros del Temple mi mejor caballo y mis armas». Y en esta fecha, oficialmente aún, no estaba establecida la Milicia en Cataluña. En el Documento n.° 945, de 1142, Testamento de Arbert, deja  escrito que concede a la Milicia jerosolimitana (o sea a los Hospitalarios) su caballo con el escudo y lanza y dona para el Sepulcro de Jerusalén un morabatí, y al Hospital otro. El 1143, doc. 952, del Cartulario de Sant Cugat, Vidià  marido de Nevis, como cofrade que era del Hospital Jerosolimitano, dejaba al Hospital todas sus posesiones que tenía en Vilapicina. Y a la Milicia del Temple dejó su caballo y sus armas. Y concede a Santa María de Barbera y su sacerdote, cuatro maravedíes, por misas. Y al Hospital le deja la mitad de sus muebles. En 1.145 Bernardo de Ripollet, muy unido con los Santa Coloma (del Castell), en el Doc. 961, deja al Hospital su cama, las armas, la lanza, el escudo y la espada. Y seis maravedíes a la Milicia del Temple.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s