Ondina

1964

Iniciada su actividad a principios de los años 60, la empresa Bebidas Carbónicas Ondina ubicada en la Ctra de Barcelona km 6.8 fue muy conocida en la población así como su producto en muchas comarcas.

Su nombre fue tomado de un ser de la mitología germánica (una ninfa o hada) que habitaba en los bosques, considerándose esta, un espíritu elemental del agua. Este se adoptó al ser sus productos iniciales: gaseosas y sifones, unos elaborados a base de agua con añadidos azucarados y/o carbonatos.

1970

La marca Ondina se registró en el año 1965 con el número de expediente M-471168 de la Oficina Española de Patentes y Marcas, bajo la consideración de: Bebidas carbónicas y refrescantes (excepto horchatas)

Primer logotipo comercial de Ondina (1965)

En la matrícula de la contribución industrial del año 1969, sale referida como una 10 mayores empresas contribuyentes de la entonces Santa María de Barbará.

Segundo y definitivo logotipo

Ampliando su gama de productos a varios tipos de bebidas, renovó su marca y cambió su logotipo en el registro (M-2248202) de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Quedando catalogada como productora de: Vinos, espirituosos y licores.

Una de las curiosidades de la marca fue su creatividad a la hora de publicitarse, creando varios coleccionables de cromos infantiles de diverso contenido.

 

 

Ondina producía, envasaba y distribuía sus bebidas disponiendo de una flota propia de camiones, tras varias décadas con la mima gerencia la empresa pasó a manos de sus trabajadores en forma de cooperativa.

32967256

Finalmente, a principios de los 90 cesaría su actividad, convirtiéndose sus instalaciones a partir de 1996 en un concesionario de automóviles bajo el nombre de Ondinauto.