Santa María l’Antiga -Santiga

Documentada en 983 era una antigua cuadra centrada por una domus, que en 1389, por disposición de Juan el Cazador se convirtió en castillo termenat (fronterizo). El hecho de que salga en el año 983 por primera vez el nombre de Santa María Antigua da testimonio de una vida cristianizada en un amplio sector de la Cataluña Vella, después de haber desplazado a los sarracenos hacia el sur. Su iglesia parroquial llamada de Santa María de Santiga (Santa María l’Antiga) fue consagrada en 1193 y es venerada, además de la titular, la imagen de la Virgen de la Hiedra (encontrada, según la tradición, en 1624). En base a los hallazgos arqueológicos se confirma la existencia de una iglesia prerrománica de entre los siglos IX-X, siendo anterior a la actual románica.

La ocupación humana de Santiga es presente desde tiempos prehistóricos, pues así queda mostrado en los restos de cerámica del neolítico antiguo (VI-V milenio a.c), del bronce (II-I milenio a.c) y restos funerarios del hierro (s. VI- V a.c) de un joven guerrero inhumado con armas y bagajes (lanza, flechas, espada…). Todo ello afirma casi con certeza la existencia de un poblado ibérico en el entorno de Santiga.

Situada a dos kilómetros del núcleo urbano de Santa Perpètua, dirección Sabadell encontramos el valle de Santiga entre la sierra de la Salud y la de Polinyà, en medio de la llanura entre el río Ripoll y la riera de Caldes y haciendo de eje conector de las cordilleras Litoral y Prelitoral. Esta orografía enmarca la estructura de su cuenca y las aguas pluviales transcurren por el torrente de Santiga o de Canalies. La abundancia de agua procedente del arroyo de Canalies (ahora de Santiga) permitió a los moradores romanos “santiguenses” abastecer de productos de la huerta a los ciudadanos de Arragonem/Arrahona (primitiva Sabadell), especializados en los cultivos de secano.
El lavadero, que recibe las aguas de una mina de agua construida en el siglo XIX todavía existe, así como el castillo de Santiga y la iglesia con su conjunto parroquial, configurando la plaza de Santiga

El núcleo de Santiga se dividía en dos barrios que tenía el torrente como frontera natural, el barrio de arriba y el de abajo. Del primero era la iglesia, el castillo, Can Rectoret, Can Barnola, y un puñado de casas más, muchas desaparecidas actualmente. Del segundo eran, Can Sabau, Torreferrussa, Can Maiol y Can Llobet, entre otros.

El topónimo*

¿”antiga” es un adjetivo o un nombre?

Si se trata de un adjetivo, podría hacer referencia a la imagen de la Virgen anterior a la que podía haber en el año 983, o bien a un templo muy antiguo que existió, algunos de los muros que forman parte del actual probablemente serían parte del anterior. Pero si se trata de un sustantivo, tendría relación con santa Antiga (igual a Prisca), y en este caso habría que suponer que su culto había sido introducido primero y que el de Santa María hubiera llegado más tarde.

* La història de Santiga, petit poble del Vallès (1984), de Fermí Vinyals

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s